RECHAZA el plástico desechable siempre que sea posible. Elije artículos que no estén empacados en plástico y carga tus propias bolsas, contenedores y utensilios.

REDUCE tu huella de plástico. Reduce el consumo de productos que contengan envases y piezas de plástico excesivos. Si vas a dejar basura de plástico, no lo compres.

REUTILIZA utensilios, recipientes para llevar, botellas, bolsas y otros artículos de uso diario, no tóxicos y duraderos. Elije vidrio, papel, acero inoxidable, madera, cerámica y bambú por sobre plástico.

RECICLA lo que no puedes rechazar, reducir o reutilizar. Presta atención a todo el ciclo de vida de los artículos que utilizas, desde su origen hasta la fabricación, distribución y eliminación.

PARTICIPA en actividades de limpieza de playas organizadas por “Olas Zero Plástico” y contribuye a solucionar en conjunto la crisis del plástico en los océanos.

¿Tienes alguna duda?

Escríbenos y responderemos lo que necesites saber.